Día Mundial del Alzheimer

Ayer, 21 de Septiembre, Día Mundial del Alzheimer, tuvo lugar en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Rincón de la Victoria, la lectura del manifiesto de ASALBEZ, elaborado por nuestra presidenta, Mª Jesús Román Ruiz. Al acto, acudió Matilde De Murga, voluntaria de nuestra asociación desde hace 7 años. Gracias al Área de Bienestar Social por su implicación con los Enfermos de Alzheimer y sus familiares.

21 DE SEPTIEMBRE DE 2020 DÍA MUNDIAL DEL ALZHEIMER

Hoy, 21 de septiembre de 2020, el Ayuntamiento de Rincón de la Victoria en general, y el Área de Bienestar Social en particular, nos sumamos junto con la Asociación de Familiares y Enfermos de Alzheimer Bezmiliana (ASALBEZ) a la conmemoración del Día Mundial del Alzheimer, una patología que afecta a más de 4,5 millones de personas en España, entre quienes la padecen directamente y todas aquellas personas que conviven día a día con ellos, sus familiares y cuidadores.

Todos compartimos el mismo reto, contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas que padecen esta cruda enfermedad.

PARA QUE NO CAIGAN EN EL OLVIDO.

Este es el lema escogido para focalizar las reivindicaciones y dar voz a todas esas personas afectadas por la denominada “epidemia del siglo XXI”, y el principal objetivo de este manifiesto es compartir con la sociedad el conocimiento de esta enfermedad, su importancia y las consecuencias que se presentan no solo en las personas que la sufren, sino también en sus familiares y cuidadores. En la enfermedad de Alzheimer se producen alteraciones de varias funciones mentales superiores que incapacitan al enfermo en el entorno familiar, social e incluso laboral, por lo tanto, es de vital importancia para ellos la figura del cuidador, lamentablemente, en muchas ocasiones olvidado.

La promulgación de la Ley de la Dependencia supone en este ámbito un gran avance, sin embargo, para cumplir con los objetivos y expectativas de la misma se deben agilizar los procesos de valoración de la dependencia y la asignación de los servicios. Este año, el lema elegido por la Confederación Española de Alzheimer es “La Dependencia fuera de la Ley”, centrando de esta forma su atención en esta Ley, en cómo afecta al colectivo y en qué aspectos deben de articularse medidas que mejores la atención a las personas con Alzheimer y otras demencias, para que no queden fuera de la aplicación correcta y equitativa de la Ley.

Para alcanzar metas más altas cada día en la protección de enfermos de Alzheimer y sus familias, los colectivos, las instituciones y administraciones deben colaborar de forma conjunta en el desarrollo de acciones que mejoren la calidad de vida de las personas afectadas, como por ejemplo, la propuesta institucional que el Área de Bienestar Social presentó en colaboración con ASALBEZ para pedir la puesta en marcha del Plan Nacional de Alzheimer y otras demencias 2019-2023 y aprobada por unanimidad en el Pleno del pasado mes de julio.

No obstante, la situación en la que nos encontramos, dificulta aun más el camino, ya que la pandemia debido al COVID-19 ha supuesto cambios en la vida diaria de todos nosotros, y por supuesto, también en los enfermos de Alzheimer y sus cuidadores. Además, las personas que sobreviven al COVID-19 se encuentran en un alto riesgo de desarrollar posteriormente patologías neurológicas y, en particular, la enfermedad de Alzheimer, según ha asegurado la Fundación ACE-Barcelona Alzheimer Treatment & Research Center y la propia Red Andaluza de Investigación en Neurología.

La directora médica de la fundación, Mercè Boada, y en base a los estudios que se están realizando al respecto, afirma que el riesgo de sufrir un problema neurológico puede proceder tanto de una infección viral directa del sistema nervioso como de respuestas inmunitarias e inflamatorias secundarias. La inflamación sistémica que han presentado muchos afectados por COVID-19 está directamente relacionada con la aparición de casos de deterioro cognitivo, y, por tanto, un mayor riesgo de sufrir Alzheimer en un futuro, además, la mayor parte de los afectados han sido personas mayores.

Ante esta situación, creemos necesario dirigir un plan precoz de prevención de Alzheimer entre las personas que han sufrido la enfermedad a través de revisiones de memoria. Sabemos que la infección por el COVID-19 es más grave en personas vulnerables, y los enfermos de Alzheimer lo son, por lo tanto, se deben extremar las medidas de prevención en ellos, y en este sentido aprovechamos la ocasión para reconocer la labor extraordinaria desarrollada por Asociación, adaptándose a la compleja situación, reinventando sus programas y dirigiendo todos sus esfuerzos para poner en marcha las medidas de protección que minimicen las posibilidades de contagio.

Por último, reiteramos nuestro apoyo y reconocimiento a todos aquellos agentes y colectivos implicados en general, y a ASALBEZ particularmente, por su dedicación permanente y su trabajo y esfuerzo diario para atender a las necesidades de los enfermos y sus cuidadores, ofreciéndoles información y orientación y llevando a cabo diferentes talleres cognitivos, conductuales y sensoriales orientados a los enfermos para conseguir frenar el avance de la enfermedad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.